Esta mañana llegué a la sede de la COP20 y luego de pasar la zona del control de rigor me encontré con Julia Pérez, viuda de Edwin Chota; Ergilia Rengifo y Diana Ríos, viuda e hija de Jorge Ríos, respectivamente. Las nativas de Alto Tamaya - Saweto estuvieron aquí para dar una conferencia de prensa e insistir en su dolorosa y tenaz lucha en busca de justicia ante el asesinato de sus familiares y la titulación de sus tierras, entre otros puntos.  

La conferencia fue parte de un rápido evento ciudadano denominado 'Todos somos Saweto' (organizado por Oxfam), al que se plegaron organizaciones y observadores internacionales.

A Julia y a Ergilia ya las conocía, había conversado con ellas en su reciente estadía en Lima. Esta vez hablé con Diana, quien estuvo recientemente en Nueva York para recibir un reconocimiento póstumo a los líderes asháninkas, guardianes de los bosques amazónicos, asesinados brutalmente el 1 de setiembre pasado.

“Yo no sé qué quiere el gobierno, no sé si le importamos. Han pasado cuatro meses del asesinato de nuestros líderes, incluido mi padre, y hasta ahora hay solamente pedazos de cuerpos, y no nos entregan todo. También seguimos pidiendo nuestro derecho a tener título de nuestras tierras. Son nuestras, Allí han vivido mis antepasados y allí vivo yo con mis tres hijos’’, me cuenta esta joven de 21 años.

foto: alberto ñiquen

Mientras conversamos, Mariano Castro, viceministro de gestión ambiental del Ministerio del Ambiente, se ha acercado al grupo de asháninkas mayores, quienes están acompañados de dos asháninkas brasileños procedentes de Acre –Francisco Piyãnko e Isaac Piyãnkoy–; de Mario Osorio, asesor de la comunidad Saweto, y Margot Quispe, abogada de los nativos. El funcionario charla un momento y se retira.

Diana pregunta, se retira un momento y regresa. ‘‘Nos ha ofrecido dos helicópteros –me cuenta–. Seguro el gobierno se ha intimidado con nuestra presencia aquí y ahora nos hace una nueva promesa. Si nos hubieran atendido antes, mi padre estaría vivo’’, añade incrédula.

Caminamos, los nativos se agrupan, reciben saludos de periodistas y ambientalistas extranjeros. No se acercan solamente por su vestimenta típica, sino porque conocen su caso, que ha rebotado en diarios estadounidenses, europeos y sudamericanos (más que en algunos diarios limeños, ciertamente). Ya en la conferencia, las mujeres asháninkas demandaron justicia y remarcaron que hasta el momento no se ha avanzado considerablemente en el proceso de titulación de sus tierras, pedido que las comunidades nativas –no sólo Saweto– persiguen desde hace 20 años, y que tras el asesinato de los líderes guardianes de los bosques está en el escenario político nacional.

‘‘Saweto viene luchando por la titulación de sus tierras por más de 10 años, defendiendo las 80 mil hectáreas de bosques tropicales. Allí, nuestro pueblo sufre la amenaza constante de taladores ilegales. Nuestro territorio en la zona de frontera sufre del abandono del Estado peruano, lo que ha originado la depredación de los bosques por taladores ilegales y ocasionado impactos ambientales graves y la violación a los derechos humanos de la población indígena’’, dijeron.

Hasta el día de hoy, ninguna de sus demandas ha sido concluida y los avances son reducidos. “Las investigaciones para hallar los cuerpos que faltan y juzgar a todos los autores del crimen están paralizadas, y el título de propiedad de nuestro territorio aún no es entregado”, remarcó Julia.


¿qué demandan las mujeres asháninkas?

* Se aceleren las investigaciones del crimen de sus esposos para juzgar y castigar a los culpables. 

* Se continúe la búsqueda de todos los cuerpos de los líderes asesinados.

* Se compense a las viudas y la comunidad por las pérdidas que han sufrido y el daño causado por la falta de atención a sus derechos por tantos años.

foto: alberto ñiquen

* Se garantice el transporte inmediato y seguro de las viudas a Saweto para poder hacer la asamblea comunal necesaria para nombrar a una nueva junta directiva y recibir el título de sus tierras.

* Se concluya con el proceso de titulación del territorio y se haga entrega del mismo a la comunidad.

foto:  oxfam

* Se cumplan las promesas de apoyo que recibieron de los diferentes sectores y autoridades del gobierno.

* Se haga una acción conjunta y coordinada de los gobiernos de Perú y Brasil para llevar la paz a la frontera y brindar la protección y seguridad necesaria a nuestros pueblos.

el gobierno se manifiesta

foto: fuente reservada

Mientras las viudas e hija conversaban con los periodistas, nuevamente el viceministro Castro se acercó y señaló a Osorio que al cabo de la conferencia se reunirían con ellas para anunciarles los avances del gobierno. 

Junto con Mauro Medina, viceministro de Orden Interno del Ministerio del Interior, se reunieron con los asháninkas, con Iván Lanegra, en representación de la Defensoría del Pueblo, y los asesores de Saweto. Durante casi una hora los funcionarios explicaron los avances para resolver las demandas nativas.

viceministro mauro medina / foto: COp20.pe

Al término de la reunión, Medina señaló que el puesto de vigilancia fronteriza de Putaya, muy cercana a Saweto, ha sido reactivada con una veintena de efectivos. Asimismo indicó que la investigación de los asesinatos está en proceso y que se está trabajando en Ucayali, recopilando testimonios, haciendo las diligencias de este caso que va a continuar. En cuanto a los cuerpos, dijo que éstos están siendo sometidos a peritaje en Lima y ello toma tiempo.

Anunció que a partir del 15 de diciembre habrá dos helicópteros de la Policía Nacional que trasladen a las viudas y sus hijos a Saweto y luego de dos días los recojan después de que reinstalen su nueva junta directiva en la comunidad.

viceministro mariano castro/ foto: cop20.pe

Por su parte, Castro señaló que en cuanto al proceso de titulación hay dos puntos que ya tienen solución. ‘’Se ha elaborado y concluido el estudio de suelos, que es fundamental para el trámite de titulación. Esto ya se entregó al Gobierno Regional de Ucayali y se espera que emita la resolución respectiva de la titulación antes de que termine su gestión. Por otro lado, gracias a los helicópteros las viudas se trasladarán a su comunidad para actualizar su junta directiva, con lo cual podrá recibir el título. Así, en el tema de la titulación estamos en vísperas de su solución. El gobierno central ya cumplió con todo, ahora está en manos del gobierno de Ucayali”, explicó.

iván lanegra / foto: alberto  Ñiquen

“Los familiares sienten que el Estado recién empieza a hacer cosas una vez ocurrida la tragedia. No puede haber pasado tanto tiempo sin una atención clara de parte del Estado. Esto es un asunto que requiere un cambio radical de la política general, y no solo de la atención de este caso concreto. Tenemos una legislación que no resuelve los problemas a tiempo. Los puede resolver, pero después de procesos tan engorrosos que a veces las tragedias como éstas ocurren antes que la solución a la demanda de los pueblos. Son dos temas centrales: la resolución de los problemas de fondo de la titulación, para todos, no solamente para Saweto, y el tema de la seguridad mediante la presencia del Estado, en particular en áreas donde las actividades ilegales tienen presencia’’, dice Iván Lanegra, de la Defensoría del Pueblo.

La Defensoría del Pueblo ha pedido al Gobierno Regional de Ucayali que proceda con celeridad, pero esto no es tan fácil. ‘’Aún con voluntad política, todo va lento. Es evidente que el gobierno ha ido haciendo cosas, pero se muestra la enorme fragilidad de la gestión del Estado para resolver problemas en la Amazonía’’, agrega.


(Foto portada: Alberto Ñiquen)


Lee también:

"Nosotros cuidamos los bosques para ustedes, peruanos"

"El gobierno debe reconocer la contribución de los indígenas en la protección de los bosques"

"Un ambiente mortal": esto es lo que dice Global Witness sobre derechos ambientales en el Perú

Líderes asháninkas asesinados reciben premio en Nueva York

No sólo la tala ilegal, las grandes corporaciones también devastan los bosques

¿Cómo puedes hablar de desarrollo cuando un proyecto minero deja caer mercurio en los ríos?

De 'Chico' Mendes a Edwin Chota. ¿Perú reaccionará igual que Brasil?

Héroes ambientales: Edwin Chota Valera

"El gobierno debe honrar a Edwin Chota reconociendo los territorios de los asháninkas"

Fronteras del horror. Nativos asháninkas siguen a merced de madereros ilegales